|

3 formas de empacar tu ropa para una mudanza

Sabemos lo caótico que puede ser una mudanza, y que implica estar al mismo tiempo en miles de temas. Por eso, venimos a ayudarte con algunos consejos sobre cómo empacar tu ropa para que te ocupe el menor espacio posible y la puedas trasladar fácilmente.

Si todavía no has planificado tu mudanza, te recordamos que en Biboss puedes solicitar presupuestos gratis en minutos. 

empaca tu ropa para una mudanza

1. Utiliza bolsa de plástico grande

Si tienes bastante ropa, y no muchas cajas para poder guardarlas, una gran opción es colocarla en una bolsa de plástico grande. Lo mejor que puedes hacer es sellar al vacío para aplanarla antes de llevarla junto con el resto de tus cosas; para hacerlo sólo necesitas ayuda de una aspiradora. 

empaca tu ropa para una mudanza
Sella al vacío tus bolsas con ropa

2. Aprovecha espacios muertos

Si tu ropa ya está acomodada dentro de los cajones de un mueble, no es necesario que la saques para empacarla. Durante la mudanza, sólo quita los cajones y llévalos separados de los muebles. Puedes cubrir la parte superior de cada cajón con una bolsa para evitar que la ropa se caiga.

Una vez terminada la mudanza, lo único que necesitas hacer es quitar la bolsa y acomodar los cajones en tu mueble nuevamente. 

empaca tu ropa para una mudanza
¡Aprovecha cada espacio muerto!

3. La clásica caja de mudanzas y maletas

Los clásicos nunca fallan y uno de esos son las cajas de mudanzas o también puede usar tus maletas. La clave para ayudarte en la organización, es doblar previamente toda tu ropa y organizarla por temporada. Recuerda clasificarla en categorías para que sea más fácil encontrar lo que necesites cuando desempaques. 

No olvides poner siempre la ropa más pesada en el fondo y utilizar cajas medianas para que sea más fácil de transportar y que no se tornen pesadas. 

Si aún no tienes las tuyas, te recomendamos leer nuestra nota de cajas de mudanzas.

empaca tu ropa para una mudanza
Hola cajas y maletas

4. Consejos para cuidar tu ropa en una mudanza

  • Empaca la ropa delicada al revés. De esta manera evitas que se enganchen en los ganchos o bordes afilados de la caja o maleta.
  • Usa papel absorbente u otras telas para separar y/o proteger las prendas.
  • Guarda la ropa seca para evitar malos olores en los traslados.
  • Aprovecha los zapatos para guardar dentro de ellos calcetines y ropa interior.

Ahora que ya sabes cómo cómo empacar tu ropa y qué debes hacer para cuidarla, te recomendamos 5 tips para mudarte barato.

Publicaciones Similares